“Irse para el maneta” significa que algo ya murió o se perdió. La origen de esta expresión está en Porto, desde el tiempo de las Invasiones Francesas. ¡Descubre mucho más en nuestra experiencia!